top of page

Aprendamos de GovTech y Web 3

Blogpost

Una mirada al futuro del GovTech en Iberoamérica ¿que aprendimos gracias a #BizkaiaGovTech?

Por Lucas Jolias

El pasado 7 y 8 de marzo, en Bilbao, se llevó a cabo una reunión de expertos internacionales de alto nivel con el objetivo de presentar la estrategia GovTech de Bizkaia y recibir recomendaciones para su despliegue en los próximos años. Esta reunión se enmarca dentro del programa GovTech Bizkaia, una iniciativa de la Diputación Foral para impulsar la transformación digital del sector público y fomentar el emprendimiento en la región.


La estrategia GovTech de Bizkaia se ha convertido en un modelo pionero en Iberoamérica. Esta estrategia tiene como objetivo principal impulsar la transformación digital del sector público a través de la innovación tecnológica y el emprendimiento. Para ello, se han establecido cuatro líneas de acción principales: la generación de un ecosistema de innovación abierta, la digitalización de los servicios públicos, la formación y capacitación de los funcionarios públicos en competencias digitales y la creación de una cultura de innovación en el sector público. Durante la reunión del comité de expertos internacionales en Bilbao, se presentaron algunos de los proyectos más estratégicos en materia de digitalización pública y emprendimiento. Entre ellos, destacan iniciativas como "Bizkaia Beaz” el programa de incubación y aceleración de startups o el Bizkaia Accelerator Tower (BAT), un espacio que nuclea startups, empresas, inversores y partners tecnológicos de primer nivel.


¿Por qué Bizkaia se ha convertido en un modelo pionero en estrategia GovTech de Iberoamérica? Porque en poco tiempo ha sido capaz de crear un ecosistema de innovación abierta que ha permitido la colaboración entre el sector público, el sector privado y la sociedad civil. En pocos meses, definieron y priorizaron problemas públicos a resolver y recibieron propuestas de más de 70 startups para resolverlos. De esta manera, Bizkaia ya no sólo invierte en tecnología sino que también genera espacios de innovación con emprendimientos para resolver problemas públicos.


El grupo de expertos estuvo conformado, entre otros, por especialistas de OCDE, BID, ITU, Gobe Estudio y Harvard, y una sola startup: OS City. Desde OS City aportamos nuestro granito de arena, contando nuestra experiencia desde el punto de vista de las startups. Es muy difícil resumir lo conversado en esos dos días, ya que las ideas fueron muchas, pero trataré de hacer un resumen de las mismas con especial foco en el sector emprendedor (pido disculpas a mis colegas de antemano, mucho de lo conversado no estará reflejado en este pequeño post).


El mercado GovTech tiene particularidades específicas que lo diferencian de otros mercados. Para las startups, esto significa que el mercado exige un grado de conocimiento sobre cómo funciona el sector púbico y un esfuerzo mucho mayor que otros sectores. Al GovTech se llega de dos maneras: o siendo una GovTech “pura” y dedicando el %100 del esfuerzo en entender este mercado, o siendo una startup B2B con la espalda (económica, organizacional, financiera) necesaria para afrontar los desafíos de trabajar con gobierno. Los programas GovTech impulsados por gobiernos deben tener en cuenta esto, ya que al momento de trabajar en retos y seleccionar startups, debemos tener una correspondencia entre el reto seleccionado y el grado de madurez de la startup (quieren pilotar? escalar? solucionar un problema “central”?). Recordemos que la finalidad de los programas es generar procesos de innovación conjunta que, si todo sale bien, a futuro puede terminar en una adquisición tecnológica. Pero una no se desprende necesariamente de la otra. Repetimos: una cosa es comprar tecnología y otra muy distinta es comprar innovación.


Algo que vemos las startups reiteradamente en Iberoamérica, es que existe una tensión entre las startups GovTech y el Estado con respecto a cómo se adquiere tecnología. Si no se resuelve este dilema, difícilmente se pueda dar un mercado GovTech próspero y sostenible. Las startups GovTech quieren tener un producto, no ser una fábrica de software o una empresa de servicios. Tener un producto es lo que permitirá ser escalables, y por lo tanto atractivas para inversores. Empresas de tecnología que le venden a gobierno han existido siempre, pero las empresas que tienen productos específicos para este sector son mucho más recientes. Es por ello que los gobiernos no están acostumbrados a tratar con empresas que ofrecen productos específicos para el sector público. Durante años, los gobiernos han acostumbrado a contratar software a medida, lo que significa que tienen una cultura de contratación que es difícil de cambiar. Además, en términos generales, Iberoamérica carece de estándares que permitan a los gobiernos brindar servicios digitales de manera similar, entonces cada gobierno tiene sus propias reglas y necesidades. Si queremos fomentar el ecosistema de pequeñas empresas y startups GovTech, debemos cambiar la mentalidad de lo “hecho solo para mi”.

Hay beneficios significativos al pasar a un modelo de contratación de producto. En primer lugar, los desarrollos a medida son 10 veces, 50 veces o hasta 100 veces más caros que los productos específicos para el sector público. Por lo tanto, la contratación de productos específicos para el sector público puede reducir significativamente los costos para los gobiernos. En segundo lugar, la contratación de productos puede reducir los tiempos de implementación, ya que un desarrollo a medida puede tardar de uno a dos años o más en llegar a un producto estable y con las funcionalidades requeridas.


Además de la tensión entre startups GovTech y el Estado sobre el control de los sistemas, también hay una tensión sobre los nuevos modelos de negocio de las startups: on-premise vs SaaS. Los gobiernos tienen miedo de quedar atrapados en un único proveedor o "vendor lock-in", cosa totalmente comprensible teniendo en cuenta la historia. Sin embargo, hoy existen otras formas de evitar ese problema que no dependen de entregar el código fuente o instalar el sistema en los servidores propios (típico del modelo de desarrollo a medida). Los gobiernos pueden establecer contratos que garanticen la interoperabilidad, la portabilidad y la continuidad del servicio, lo que significa que los proveedores de SaaS no tienen que entregar el código fuente. Iniciativas como GovStack apuntan en este sentido. Necesitamos, entre startups y gobierno, ponernos de acuerdo para generar estándares o “buenas prácticas” que permitan a las empresas poder escalar y a los gobiernos evitar quedar atrapados en un proveedor de mala calidad. Parte del legacy tecnológico de los gobiernos se debe a malos proveedores que los tienen “presos” o a desarrollos a medida que luego el gobierno no ha sido capaz de mantener.


Existen herramientas o metodologías para resolver esta tensión. Una de ellas, a mi criterio la más necesaria, es que los gobiernos generar sandbox de testeo de nuevas soluciones. Los sandbox son espacios controlados que permiten tanto al sector público como al Estado testear nuevas soluciones sobre procesos reales, con bases de datos reales, de manera de poder alcanzar un Product Market Fit un poco más rápido. Por ejemplo ¿Qué pasaría si los gobiernos generar sandbox de innovación sobre los sistemas de identidad digital, expediente electrónico o ventanillas únicas? Las startups podrían testear (siguiendo determinadas reglas) nuevos desarrollos e innovaciones y los gobiernos tendrían una oferta más acorde a sus necesidades particulares. Además, sería posible reducir el tiempo (y la complejidad) de cambiar un proveedor por otro, ya que la nueva solución ya ha sido testeada en un entorno real.


En conclusión, es importante superar la tensión entre startups GovTech y el Estado para que el mercado GovTech pueda prosperar. Aunque hay desafíos importantes, existen beneficios significativos para ambos lados en pasar a un modelo de contratación de producto. Si entre todos superamos esta tensión, el mercado GovTech podrá ofrecer soluciones innovadoras que mejoren la vida de los ciudadanos. Bizkaia GovTech ha sido un espacio ideal para plantear este tipo de dilemas que afronta el ecosistema. Seguramente ha sido el primero de muchos encuentros, de un sector naciente pero necesario si queremos reinventar el Sector Público de Iberoamérica.


 

Autor

Lucas Jolias, Director de OS City


Lucas jolías, Director de OS City para América Latina




16 visualizaciones0 comentarios

Comments


OS City +

Todo acerca de Web 3 y GovTech

©2023 by OS City

bottom of page